martes, 5 de julio de 2011

Reseña Los Vampiros de Morganville 1

Para Claire Danvers, el instituto era el infierno, pero la universidad probablemente será el asesinato: Bienvenidos a Morganville, Texas. No estéis fuera cuando llegue la oscuridad. Claire Danvers, estudiante de primer año en la Universidad, ya tiene bastante con su situación de pesadilla en el dormitorio, donde las chicas populares nunca le permiten olvidar dónde está situada en la escena social de la escuela: algo inferior a cero. Tras salir del campus, la vieja casa donde finalmente encuentra una habitación no parece ser mucho mejor. Sus nuevos compañeros de habitación no muestran demasiados signos de vida, y parece que todos esconden secretos. Pero el mayor de los secretos parece no serlo, excepto por Claire: Morganville está infestada de vampiros. Es una suerte que sus amigos la tengan a ella a sus espaldas, porque Claire es la joven de 16 años más inteligente que jamás ha visto la ciudad. Necesitará todas las ventajas que logre para sobrevivir en Morganville… muchas menos que para conseguir una carrera.



Sé que llego tarde a la fiebre de Morganville, pero me entró la curiosidad por ella cuando vi que habían hecho un blog en español dedicado especialmente a esta saga, por lo que decidí ponerme manos a la obra y empezar con La mansión Glass, el primero de los libros de Los vampiros de Morganville.
Lo cierto es que como mucha gente estoy algo harta de la fiebre vampírica que sacudió España con la llegada de Crepúsculo y derivados, pero he de admitir que este libro me ha sorprendido gratamente.
Vampiros tiene, vale, es cierto, pero no son para nada como los otros que abundan últimamente por el mercado literario juvenil, son vampiros malos (por muy raro que suene eso), que no dudarán en matarte si te encuentran curioseando demasiado entre sus cosas.
Todo empieza cuando Claire llega a la mansión Glass, escapando de Mónica y sus compinches que han intentado matarla en la residencia donde vive (y todo por dejarla como una tonta delante de unos chicos... si es que hay que saber a quién se enfrenta uno!). En cuanto llega a la casa conoce a dos de los tres habitantes de esta, Eve, una chica que viste de gótica y que será muy simpática con Claire nada más conocerla y Shane, un chico guapo que cocina chile y juega mucho a videojuegos de matar zombies.
Luego conocerá a Michael, otro chico (of course, también muy guapo) que sólo se deja ver de noche, lo cual tiene a todos con la mosca detrás de la oreja porque (como todo el mundo, excepto Claire, sabe) los vampiros controlan Morganville, y nunca se sabe quién puede ser uno de ellos.
Michael (el dueño de la casa) le deja vivir en ella pero sólo durante un mes, porque es menor y causaría problemas a todos, pero luego las cosas se complican (está claro, sino, ¿qué gracia tendría la cosa? xD) y acabarán viviendo una serie de líos algunos buscados y otros no tanto, que se convertirán en el argumento principal del libro.

En general me ha gustado bastante, me ha parecido entretenida, me he reído algunas veces, tiene sus momentos bonitos, los de suspense y de acción. Es un libro bastante completito que merece la pena leer, pero que no obstante da algo de pereza saber que es el primero de una saga de 12 libros que aún no está terminada en inglés, por lo que en español falta aún más.
A pesar de eso os animo a leerlo si aún no lo habéis hecho, y a visitar su blog, aunque os recomiendo tener cuidado debido a la gran cantidad de spoilers que podéis autohaceros leyendo sinopsis y/o comentarios!! :)

1 comentario:

  1. A mí no me convenció, pero como gané el segundo en un concurso algún día lo leeré y si me gustamás seguiré con la saga xD

    Un saludo =P

    ResponderEliminar