miércoles, 16 de septiembre de 2015

Reseña Geek Girl

Harriet Manner sabe un montón de cosas curiosas:
- Los gatos tienen 32 músculos en cada oreja.
- Un instante dura unos cien segundos.
- Las personas ríen un promedio de quince veces al día.
- Los cacahuetes son uno de los ingredientes de la dinamita.
Pero no tiene ni idea de por qué no parece gustarle a nadie del instituto. Por eso, cuando es descubierta por una agencia de Top Models, Harriet no se lo piensa dos veces y aprovecha la oportunidad para reinventarse a sí misma. Incluso si eso significa robar el sueño de su mejor amiga, aumentar el enfado de su peor enemiga Alexa y humillarse repetidas veces ante el hermoso Nick...

OPINIÓN~
Geek Girl es un libro que me llamó la atención desde la primera vez que lo vi por su portada y su título (un libro con las palabras geek y friki en la portada estaba destinado a llamar mi atención sí o sí) y, aunque al final no ha sido exactamente como me imaginaba antes de empezar a leerlo, sí que ha sido como esperaba una vez que lo empecé.
Se trata de un libro muy ligero, que se lee rapidísimo, y que hace de un par de días aburridos, unos mucho más entretenidos, ya que es bastante divertido y te hace pasar el tiempo volando.
El único punto negativo que se me ocurre es que, en general, me ha resultado bastante previsible, pero raro es el libro de este tipo que no resulta así, la verdad.

Los personajes son una alegría, en el sentido de que no resultan pesados ni pedantes, como en muchos otros libros. Los protagonistas tienen sus momentos, pero en general están bastante bien, y la familia de ella me ha gustado mucho. Rompe con el prototipo de madrastra malvada y nos presenta a una que, aunque tiene su carácter, es parte de su personalidad y no tiene nada que ver con el hecho de ser madrastra. De hecho, es un personaje que me gustó bastante.

La trama en sí es, como ya he mencionado, bastante previsible, pero no por ello deja de ser entretenida y tiene unos golpes de humor muy buenos que hicieron que me riera en bastantes ocasiones. Por otra parte, la escritura es ligera y permite que el libro se devore en nada de tiempo, pero no sin ello disfrutarlo bien antes.

En general, se trata de una novela que se lee muy rápido y es muy entretenida y divertida, totalmente recomendable para un par de días en los que te apetezca desconectar del mundo rápidamente. Además, tiene una serie de datos curiosos que nuestra protagonista va soltando a lo largo de la novela que me han parecido un toque muy interesante.

2 comentarios:

  1. Es un libro qu pinta bien, normalito :)
    un besito

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta. Además a mi también me llama la atención por su portada.
    Un beso!

    ResponderEliminar